Posteado por: cervanteschicago | septiembre 12, 2009

The expresso book machine

Ahora que el debate sobre el libro digital (con todas las ventajas que conlleva) versus el libro en papel (con todas la ventajas que conlleva) está en los medios a todas horas, no esta de más presentar una solución intermedia, que aunque a mi no me termina de convencer, quien sabe si acabará imponiéndose. La solución se llama expresso book machine, un nombre acertado a juzgar por el video que podéis ver a continuación.

Anuncios

Responses

  1. Por curiosidad, ¿por qué no te termina de convencer? Yo pienso en los libros descatalogados y el bajo coste de mantener una referencia para este sistema, en comparación de los libros impresos y almacenados, y no le veo ahora mismo los inconvenientes; quizá el precio por ejemplar sea más caro.

    • Hola Darabuc:
      Antes que nada, felicidades por tu blog, está muy bien. No se muy bien el motivo, y es prácticamente una intuición, pero me da que el invento no va a terminar de funcionar (pero haciendo predicciones soy un desastre). Tienes mucha razón en todo lo que comentas, con esta máquina se ahorran muchos pasos intermedios que seguramente abaratarían el coste final del libro, se evitan almacenes, transportes y las tiradas se ajustan milimétricamente a la demanda. He investigado un poco el tema y el precio final es bastante asequible, permite además posibilidades muy interesantes, como que ajustes el tamaño de letra según el gusto del lector, o que si acudes a un congreso, te fabriques un libro con las ponencias que te interesan. Permite recuperar libros descatalogados (siempre que se posean los derechos de reproducción) y seguro que otro montón de posibilidades, pero yo, no acabo de verlo.

      Un saludo

      • Hola:

        Gracias por tu respuesta (y la amabilidad para el blog).

        Yo de futurólogo tampoco tengo mucho (soy de los que nunca iba a tener móvil porque «ya ves la falta que hace» y ahora no tengo número fijo). Pero confío en que al menos parte de sus ventajas no caigan en saco roto. Por ejemplo, esa del cuerpo mayor o menor al gusto. En España (quizá en Estados Unidos sea distinto) apenas hay colecciones de letra grande, a pesar de que le van bien a mucha gente mayor. Mondadori tuvo una que se llamaba XXL, si no recuerdo mal, pero se saldó en un plazo bastante corto. Creo que, ante la opción, bastante gente preferiría pagar el coste de unas pocas páginas más de papel a cambio de una letra que les resultara más manejable. Claro que entonces pasamos a maquetaciones de máquina, con sus defectos y errores imprevisibles, sin la pulcritud del editor cuidadoso; casi como cuando amplías el tamaño de letra de una página web. Pero ¿quizá la mayoría de lo que se edita hoy tiene ya un componente muy importante de maquetación semiautomática? En fin, lo veremos…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: