Posteado por: cervanteschicago | abril 18, 2009

Para todos los públicos

Por Paloma Graciani

Los aficionados al cine están de suerte. La biblioteca acaba de incorporar a su sección dedicada al cine una interesante colección de guiones cinematográficos y otros libros relacionados con el tema. Uno de los principales intereses de estos guiones radica en el material que los acompaña: reproducciones del original con anotaciones manuscritas del propio autor, storyboards, imágenes del rodaje, y fichas artísticas y técnicas.  Entre las películas se encuentran desde títulos de renombre internacional, como El laberinto del fauno (Guillermo del Toro; 2006), Mar adentro (Alejandro Amenábar; 2004), Volver (Pedro Almodóvar; 2006) o Los girasoles ciegos (Jose Luis Cuerda; 2008), hasta clásicos del cine independiente, distinguiéndose Arrebato (Iván Zulueta; 1979), Alas de Mariposa (Juanma Bajo Ulloa; 1991) o Familia (Fernando León de Aranoa; 1996).  

 Teresa Gimpera en AoomDesde aquí me gustaría destacar especialmente la adquisición de Aoom (1969) y El genio tranquilo (2005), de Gonzalo Suárez, en un volumen que presenta junto con los dos guiones originales de los filmes, no solo una amplia entrevista con el realizador, y testimonios de autores como Javier Cercas, Eugenio Trías, Miguel Marías, Juan Cueto o Pedro de Silva, sino también, para mayor regocijo del lector, ambas películas en DVD, inéditas hasta el momento. Estos Dos pasos en el tiempo (nombre que se le ha dado a  la publicación) nos permiten asomarnos a la obra de este personalísimo autor, su admiración por el paisaje asturiano, su gusto por lo metafísico y lo literario, y su acierto a la hora de elegir los encuadres, dando lugar a planos de singular belleza. Asociado a la escuela de Barcelona en sus orígenes, director maldito hasta el final, el creador del rocambolesco personaje Ditirambo, intentó en Aoom “abrir nuevas formas de expresión al cine y encontrar una mayor libertad”, experimentando con los géneros y rompiendo los moldes, propósito con el que continuará 36 años después con El genio tranquilo,genio2 retomando algunos temas y volviendo a tomar como telón de fondo una vez mas su Asturias natal. 

Ya lo se. El cine experimental no es un plato del gusto de todos, pero en una época en la que este arte ha perdido su carácter de exploración y búsqueda de una identidad propia a base de repetir fórmulas  resabidas y calcar clichés que aseguran taquillas millonarias aun a costa, muchas veces, de insultar la inteligencia del espectador, quizás a mas de uno le apetezca sentarse en el sillón y formar parte activa de la experiencia del cine, dejándose llevar por una mezcla evocadora de imágenes, texto y sonido. Cuenta el propio autor que Sam Peckinpah, después de la proyección de Aoom  en Cannes, dejo plantado a su grupo y se fue con él y su mujer a Asturias. Pero ya no adelanto más. Quien quiera saber como sigue la historia que vea las películas. En la estantería le están esperando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: