Posteado por: cervanteschicago | junio 26, 2007

“Escultura social: A New Generation of Art from Mexico”. por Gustavo Rueda

De cara al arte contemporáneo, las nuevas generaciones están transformando el significado de esa palabra, “arte”, la cual, siguiendo una lógica menos tradicional y más libre buscan un acercamiento con una realidad que, a decir por su trabajo, resulta cada vez más difícil de entender, pero que, sin embargo, no le resta posibilidad a sus capacidades.
Siendo generaciones que han aprendido a vivir en el presente, han desarrollado un arte de situación temporal, porque bien puede suceder en el lapso de dura un videoclip, en el instante capturado con una cámara digital, o en el mensaje escrito en una hoja de papel; son artistas que están al pendiente de los cambios y que buscan la forma de retenerlos, así sea en una muestra cuya exhibición no dura menos que su montaje.
Pero no es un arte efímero, o fugaz, sino arte elaborado y consumido y transformado con mucha rapidez, y que por lo mismo es fácil transportarse de una ciudad a un continente y de una vitrina a una alameda. La ventaja, además, es que no es exclusivo, sino que democráticamente crece en todos los rincones del mundo, desde los andurriales, los barrios pobres, hasta las zonas residenciales y los penthouses de las grandes urbes. Es un arte que, en este caso, proviene de México, donde se conoce el significado de esta palabra, porque también se plantean preguntas, también hay inquietudes y la curiosidad por conocer la realidad y querer expresarla también existe.
  
Y sólo falta con un encuentro accidental, para que, por ejemplo, Julie Rodrigues, curadora del Museo de Arte Contemporáneo de Chicago, tuviera la suerte de conocer el trabajo de Gabriel Orozco, uno de los tantos artistas mexicanos que han rascado en las entrañas del arte, y que descubra algo que no había esperado: “Quedé prendada con su obra, y desde entonces sentí una gran curiosidad por conocer qué más podía encontrar, no sólo en Orozco sino en el arte contemporáneo de México”.
La visita de Julie a México la dejó sorprendida, pues encontró un hervidero de ideas y creatividad que contrastó con ese estereotipo del folclor y tradicionalismo con el que se ha catalogado a México. Y encontró que sus autores eran jóvenes nacidos en la década de los setenta, preocupados por expresar su circunstancia, trabajando en nuevos lenguajes y mecanismos por los cuales transmitir sus inquietudes.
Pronto se dio a la tarea de hacer contactos, concertar entrevistas y conocerles. Y luego de una tarea de casi dos años logró reunir a una docena de ellos y traerles a Chicago, brindándoles las salas del museo para que se instalaran libremente. El resultado es “Escultura social: A New Generation of Art from Mexico”.
“Antes que hablar de México habría que hablar del arte y su revaloración. Partiendo de la idea de que el arte es un vehículo de expresión, que por fuerza tiene una conexión entre su creador y el espectador, sucede que se han creado nuevos medios de comunicación, o formas de expresión, que responden a las necesidades de un tiempo y un momento determinado. En este caso el tiempo y el momento están en México, en sus artistas quienes están desarrollando ideas y están buscando medios de expresión, que rompen con el estereotipo de lo folclórico abriendo paso a una nueva etapa, en la que estos jóvenes están de cara hacia la realidad y hacia lo contemporáneo”.
Y mientras la exhibición se planeaba, Rodrigues buscaba la forma de agrupar a los jóvenes, sobre todo de ofrecer un marco que pudiera entender su trabajo. Había conocido la propuesta de Joseph Beuys, un alemán que creía en el vínculo del arte con la sociedad, que apostaba en la capacidad creativa del individuo para convertirlo en su propio artista. “A través de Beuys se posible cambiar el sentido del arte, hacerlo más cercano a las personas, pero no accesible sino que por medio de la creación se puedan ver reflejados artista y espectador.”
No es etiqueta, dice la curadora, sino un camino para entender lo que se desarrolla al interior de México, la forma en que los jóvenes buscan expresar inquietudes, necesidades, formas de pensar, dudas o incertidumbres. “Dicen arte, pero en mi caso es más hacerme preguntas que buscar respuestas, o es que por medio de mi trabajo busco entender mi realidad, o trato de decir lo que pienso”, asegura Abraham Cruzvillegas, uno de los artistas invitados a esta exposición.
Y es que al decir realidad, la oferta es impresionante pues no hay objeto restringido, no hay idea prohibida y no hay una técnica establecida. Fue por eso que Rodrigues planteó esta muestra desde cuatro perspectivas: La transformación de los materiales cotidianos, donde materiales simples se transforman en piezas complejas,  y donde su concepción original cambia por un sentido más profundo; tal es el caso de “Used Beauty” y “Useless Beauty”, del artista Daniel Guzmán. Los encuentros sociales, donde un cancha de básquetbol da paso a un juego de pelota maya. Lenguaje y texto, por el se despliega en juego del anuncio, del significado de una palabra y su múltiple interpretación dentro de la sociedad. Y, por último, en Medios de comunicación y perfomances es posible entender qué manera los medios han influenciado en los usos y costumbres de la población, en cómo la fuerza de la imagen está por encima de otros asuntos.
Al final, es curioso observar que este nuevo arte, hecho por nuevas generaciones, tiene que desaparecer rápidamente, o de lo contrario dejaría de ser nuevo aun cuando sus creadores tengan que envejecer.
Anuncios

Responses

  1. hola

  2. whats your name?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: